10 películas de terror imprescindibles de Blumhouse

17/02/2020 · ALICIA REBOLLO


Blumhouse se ha consagrado como una de las productoras más rentables de nuestros tiempos. Mucho se ha hablado del famoso “tope” de la productora, y es que, Blumhouse casi siempre exige que el presupuesto de sus películas no sobrepase los 4 millones de dólares, mientras que luego esa cantidad puede multiplicarla más de 20 veces.

Desde luego es un modelo rentable, pero esto no es lo único por lo que se ha caracterizado la productora. Desde hace unos años Blumhouse se ha consagrado como un sello de terror de calidad, es por esto por lo que en Nightmares hemos querido hacer un repaso a sus películas y traeros nuestras 10 favoritas.

10 películas de terror imprescindibles de Blumhouse

17/02/2020 · ALICIA REBOLLO


Blumhouse se ha consagrado como una de las productoras más rentables de nuestros tiempos. Mucho se ha hablado del famoso “tope” de la productora, y es que, Blumhouse casi siempre exige que el presupuesto de sus películas no sobrepase los 4 millones de dólares, mientras que luego esa cantidad puede multiplicarla más de 20 veces.

Desde luego es un modelo rentable, pero esto no es lo único por lo que se ha caracterizado la productora. Desde hace unos años Blumhouse se ha consagrado como un sello de terror de calidad, es por esto por lo que en Nightmares hemos querido hacer un repaso a sus películas y traeros nuestras 10 favoritas.

The Lords of Salem

Rob Zombie, 2012

¡Madre mía! La que nos puede caer por esto… The Lords of Salem fue vapuleada por la crítica y los fans de Rob Zombie, tanto fue así que muchos dijeron que era la peor de Zombie, que era lenta y que era un plagio de La semilla del diablo. Y aunque es innegable que el cineasta se inspiró en la obra de Polański para hacer este filme, lo cierto es que la visión de Zombie es diferente, original y aterradora. Si, un terror que se cuece a fuego lento pero un terror diferente, que no recurre a los clichés del género con jump-scares, ni al abuso de una banda sonora creepy para asustar.

Es posible que en un primer visionado no te llegue a convencer, pero te animamos a que le des una segunda oportunidad porque gana mucho más. Además, si te va el terror surrealista, con planos realmente increíbles y una atmósfera malsana, esta es tú película.

Get Out

Jordan Peele, 2017

Creo que todos los fans del terror estamos de acuerdo con que a Get Out le robaron el Oscar. Ya, ya sabemos que se llevó lo llevó a mejor guion original, pero también sabemos que a esos premios no les hace mucha gracia darles estatuillas a las películas de terror, y lo cierto es que es una pena porque pocas veces se ha podido ver algo como Get Out.

Get Out ha arrasado, te gustase o no el género de terror, esta película ha conseguido unir a todos los cinéfilos. Este filme no solo se saltó todos los clichés del género de terror, sino que, ya de por si trajo un guión original al género, algo que parecía imposible en una época en la que se ha hecho de todo. Si por casualidad decidiste no ver la película, se te pasó o es de esas cintas que pospones verla, te animamos a que la veas hoy mismo.

Oculus

Mike Flanagan, 2013

En Nightmares somos muy fans de Mike Flanagan, eso no lo podemos negar, pero también hay que reconocer que el mérito es del cineasta. Oculus es la primera película que vimos de Flanagan y nos encantó y es que, rara vez en los últimos años hemos podido ver algo novedoso en el cine de terror “comercial” en torno a las casas/objetos malditos.

Todo es angustioso en Oculus, especialmente porque nunca eres consciente de si lo que estás viendo es lo que realmente está sucediendo o no y, precisamente eso, es lo mejor de la obra de Flanagan. Tampoco queremos decir mucho para no hacer spoilers pero si te gusta el cine de terror ya seas menos o más exquisito, Oculus te gustará.

Insidious

James Wan, 2010

Poco se puede decir de James Wan que no se haya dicho ya. Hay que reconocer que el cineasta sabe cómo crear un éxito comercial que además de ser aclamado por el público también lo sea por la crítica. La forma de dirigir de Wan es adictiva y única, quizá una de las mejores –sino la mejor– del cine comercial de terror. Puede que Insidious no te cuente ninguna historia nueva, pero te aseguramos que lo hace de una forma espléndida. Además, en esta cinta se ve que Wan está claramente influenciado por los clásicos del terror y que se permite el lujo de no caer en el cliché básico de las películas paranormales –no explicarte nada porque todo ocurre por arte de magia negra, claro–  para darle una vuelta a todo lo que creías convencional en esta clase de filmes.

Hush

Mike Flanagan, 2016

¡Vaya! Otra película de Mike Flanagan. Pero es que esta también merece la pena. El cineasta la ha catalogado como “su versión de Halloween” y puede ser. Hush prácticamente no tiene diálogos y por un buen motivo, la protagonista es sordo muda.

Hush es uno de esos slasher que siempre se agradece que aparezcan, es una película modesta, con tres escenarios y prácticamente solo dos actores. Es una película que no tiene pretensiones, solo quiere entretener y lo hace de una manera muy inteligente. Este no es el típico slasher con una final girl que no se sabe defender o que busca que alguien le ayude a quitarse de encima al asesino. Es una protagonista lista, al mismo nivel que el psicópata algo que hace que Hush no solo sea diferente sino que sea una vuelta de tuercas al género y gran soplo de aire fresco.

Sinister

Scott Derrickson, 2012

Sinister es la película perfecta para disfrutar con amigos, es malrrollera, está plagada de jump-scares y aunque su historia sea en el fondo una historia de posesiones demoníacas, sabe contarla de forma diferente y agregando elementos originales que hacen que Sinister merezca estar en esta lista.

CAM

Daniel Goldhaber, 2018

Cuando nos dispusimos a ver esta película un sábado en el que no se nos ocurría nada mejor qué hacer, nunca pensamos que esta cinta pudiese gustarnos tanto. Cam es uno de esos filmes que comienzas a ver sin ningún tipo de expectativa y que resultan ser mucho mejor de lo que esperabas, pero… no nos malinterpretes, no es que le estemos dando una mejor calificación porque teníamos las expectativas bajas, el puesto que ocupa esta película se lo merece de sobra.

La historia de Cam es muy original, quizás las actuaciones o la cinematografía no sea la mejor pero el guión lo compensa. Podría ser perfectamente un episodio de Black Mirror por la temática. Es muy inteligente y el mensaje que lanza sobre el peligro de las redes sociales es muy efectivo. Es una buena película para ver con amigos y pasar el rato.

Múltiple

M. Night Shyamalan, 2016

Con esta película Shyamalan volvió pisando muy fuerte. Múltiple se ganó el favor de los críticos y del público, y no es para menos. Aunque sin perder su esencia, Shyamalan quiso innovar en cuanto a la dirección y a la estructura del filme, lo que desde nuestra humilde opinión fue un acierto.

Hacer una película cuyo protagonista tiene 23 personalidades diferentes no es tarea fácil, especialmente para el actor que lo interpreta y es precisamente la actuación de James McAvoy, lo más destacado del filme, es increíble como con tan solo un gesto ya nos hace ver como ha cambiado de personalidad, realmente increíble. Aunque para nosotros no es la mejor del cineasta, merece la pena verla.

El regalo

Joel Edgerton, 2015

Esta cinta en su día pasó sin pena ni gloria, y no sabemos muy bien por qué. Aunque realmente es un thriller psicológico hay momentos realmente tensos e incómodos que si bien no nos asustarán, si nos harán sentir mal y angustiados.

Es mejor no decir mucho de esta cinta, pero si no la has visto solo te diremos que El regalo es inteligente, perversa y que sabe muy bien cómo jugar con el espectador para hacernos empatizar y odiar a la persona “equivocada”. Esta cinta nos dejó con la boca completamente abierta en cada giro.

La visita

M. Night Shyamalan, 2015

Vale, tenemos que reconocer esto, desde los primeros 10 minutos de película ya supimos (SPOILER) que esos señores no eran sus abuelos, y aunque lo cierto es que saber esto mata un poco la magia de la cinta, esto nos sirvió para prestar más atención a otros detalles, para meternos en la atmósfera tan malrollera que crea y para ir viendo con más detalles las pistas que dejaban para este giro “inesperado”.

Shyamalan hizo esta película sin ningún tipo de esperanzas, llevaba tras de sí varios fracasos por lo que realizar La visita se lo tomó como algo con lo que no tenía nada que perder y, creemos que precisamente eso fue lo que hizo que el cineasta despegase de nuevo su carrera.

Con La visita, Shyamalan se pasa al found footage para ofrecernos el lado perverso, inquietante y tenebroso  de un hecho cotidiano como es visitar a los abuelos (¡Qué bueno!), y lo hace de una forma espléndida, no solo en términos de dirección, sino con el guion.