4 películas de terror del siglo XXI poco conocidas que deberías ver

07/07/2020 · ALICIA REBOLLO


El cine de terror es abrumadoramente enorme, lo que hace que tengamos un catálogo prácticamente infinito de películas de terror pero que también esas sean de una calidad dudosa.

Nosotros, como amantes del género vemos de todo, incluso aquellas que tienen una puntuación horrorosa en IMDB o Filmaffinity, con la intención de encontrar alguna joyita oculta de la que aún no se haya hablado. Es por eso que entre todas ellas hemos conseguido encontrar 4 películas de terror que deberíais ver.

4 películas de terror del siglo XXI poco conocidas que deberías ver

07/07/2020 · ALICIA REBOLLO


El cine de terror es abrumadoramente enorme, lo que hace que tengamos un catálogo prácticamente infinito de películas de terror pero que también esas sean de una calidad dudosa.

Nosotros, como amantes del género vemos de todo, incluso aquellas que tienen una puntuación horrorosa en IMDB o Filmaffinity, con la intención de encontrar alguna joyita oculta de la que aún no se haya hablado. Es por eso que entre todas ellas hemos conseguido encontrar 4 películas de terror que deberíais ver.

NÚMERO 1

Three... Extremes

Sam gang 2 (Fruit Chan, Takashi Miike, Chan-wook Park, 2004)

Poco se puede decir de esta antología de terror que no exprese ya los pesos pesados que lleva por guionistas y directores: Takashi Miike, el creador de una de las mejores cintas de j-horror de todos los tiempos, Audition; Chan-wook Park director de la obra de culto Old Boy y Fruit Chan director de peliculones como Durian Durian.

Sin embargo, como no debemos dejarnos llevar por el nombre del director y valorar la obra lo más objetivamente posible, te diremos que las tres historias que narra esta cinta son originales, perturbadoras y muy superior a la mayoría de antologías que hay actualmente. Desde torturas, comer fetos para rejuvenecer, hasta narraciones oníricas y macabras, esta es una película que tienes que ver.

NÚMERO 2

The Poughkeepsie Tapes

John Erick Dowdle, 2007

Desde nuestra opinión, el found-footage es uno de los subgéneros del terror más infravalorados, y decir eso cuando de por si el género madre es ya vapuleado, es bastante fuerte.

Quizás puede ser porque no es tan fácil como parece hacer una película así, tiene muchas limitaciones estéticas y a los puristas que valoran más una película por sus planos y colores impresionantes, ya les va a resultar difícil convencerlos de la calidad de una de estas cintas. Pero por otro lado, el bajo presupuesto que las caracteriza, hace que casi cualquiera pueda hacer una y que poco a poco se vaya creando la leyenda negra sobre esta clase de filmes, siendo los únicos recordados Holocausto Canibal, El proyecto de la bruja de Blair, Rec, La cuarta fase y paremos de contar aquí.

Sin embargo, el género tiene muchas joyas ocultas y esta es una de ellas. En Poughkeepsie Tapes nos adentramos en un documental sobre un asesino en serie parecido al del Zodiaco, el cual graba cintas caseras de los secuestros y torturas que somete a sus víctimas, e incluso deja pistas para que los policías locales encuentren alguna de ellas.

Poughkeepsie Tapes es una de esas cintas que te obligan a apartar la mirada de la pantalla y en la que te preguntas todo el tiempo si esto es real o no.

NÚMERO 3

A Dark Song

A Dark Song(Liam Gavin, 2017)

Quizás A Dark Song no es una película para todos los gustos. Su ritmo se cuece a fuego lento, probablemente para algunos demasiado lento, sin embargo si te gustó La Bruja o El Faro, esta película aunque a un nivel inferior, juega con los mismos elementos. Además, si eres una persona que le atraiga el mundo de la brujería y el ocultismo, disfrutarás mucho este filme.

NÚMERO 4

El mundo de Kanako

Kawaki (Tetsuya Nakashima, 2014)

Sin lugar a duda esta es una de las películas más raras de esta lista. Todo lo que podemos decir de esta obra se queda corto, pero te aconsejamos que si tienes que decantarte por ver una película de esta lista, te quedes con esta.

El punto de partida de este filme es la desaparición de Kanako y la búsqueda de su padre para encontrarla. Aunque pueda parecer un argumento de telefilme y bastante poco atrayente, te aseguramos que no has visto nada igual.

El mundo de Kanako trata muchos temas, va desde lo onírico hasta lo bizarro. Tiene un montaje frenético muy videoclipero, un estilo muy neonoir de los 70 y toques muy bestias propios de Takashi Miike. Tiene una trama excesiva que lleva cada acontecimiento a su extremo, y creedme cuando digo que el extremo de este filme no lo habéis visto antes, no por el gore, sino por la situación, lo que cuenta de forma subliminal y lo que cuenta de forma totalmente explícita.

No queremos contar mucho más para no fastidiaros la experiencia. Disfrutadla, pero con la mente abierta.