La directora de Black Christmas 2019 habla sobre cómo ha intentado modernizar el género slasher

27/11/2019 • Redacción

Los amantes del horror que llevamos más tiempo viendo películas de este género sabemos de ante mano que el género de terror ha pasado por muchas fases a lo largo de los años. Los ochenta fueron una época donde el cine slasher llegó a una de sus etapas de mayor esplendor gracias a películas como Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960), La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974), Halloween (John Carpenter, 1978) y algunas películas como Black Christmas (Bob Clark, 1974) que marcaron una nueva ola que se popularizó y extendió especialmente en Estados Unidos.

Sin embargo, las copias descaradas, los clichés incansables y el ansia de las productoras por hacer continuaciones de grandes películas sin ningún tipo de interés porque estas aportasen algo más a la historia más que ellos se llenasen los bolsillos, han hecho que uno de los subgéneros más queridos por los amantes del terror entrase en una decadencia absoluta.

Finalmente, el slasher terminó convirtiéndose en una parodia de lo que un día fue y las películas que han llegado actualmente de este género están cargadas de metacine -algo que ya empezó Wes Craven con Scream (1996)- chistes sobreexplotados y un sinfín de argumentos pobres y muy vistos. No obstante, parece que hay algunos directores que están trayendo de nuevo el slasher y que quieren hacerlo desde sus origines más profundos.

La directora de Black Christmas 2019 habla sobre cómo ha intentado modernizar el género slasher

27/11/2019 • Redacción

Los amantes del horror que llevamos más tiempo viendo películas de este género sabemos de ante mano que el género de terror ha pasado por muchas fases a lo largo de los años. Los ochenta fueron una época donde el cine slasher llegó a una de sus etapas de mayor esplendor gracias a películas como Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960), La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974), Halloween (John Carpenter, 1978) y algunas películas como Black Christmas (Bob Clark, 1974) que marcaron una nueva ola que se popularizó y extendió especialmente en Estados Unidos.

Sin embargo, las copias descaradas, los clichés incansables y el ansia de las productoras por hacer continuaciones de grandes películas sin ningún tipo de interés porque estas aportasen algo más a la historia más que ellos se llenasen los bolsillos, han hecho que uno de los subgéneros más queridos por los amantes del terror entrase en una decadencia absoluta.

Finalmente, el slasher terminó convirtiéndose en una parodia de lo que un día fue y las películas que han llegado actualmente de este género están cargadas de metacine -algo que ya empezó Wes Craven con Scream (1996)- chistes sobreexplotados y un sinfín de argumentos pobres y muy vistos. No obstante, parece que hay algunos directores que están trayendo de nuevo el slasher y que quieren hacerlo desde sus origines más profundos.

Uno de estos directores es Sophia Takal, creadora del reboot de Black Christmas (2019) que pronto podremos ver en pantalla. La cineasta ha querido hablar para EW de lo que ella siente por el slasher y de cómo ha querido darle una connotación diferente a la película original de Black Christmas de 1974:

«Mi versión de Black Christmas es sobre un grupo de mujeres que son hermanas de hermandad en una universidad, que comienzan a desaparecer una por una. Las hermanas restantes tienen que descubrir por qué estas mujeres están desapareciendo y quién es responsable de ello. Y eventualmente, una vez que descubren quién es el malo, tienen que luchar por la supervivencia».

En su entrevista, la directora ha dicho que en esta versión de Black Christmas ha querido reivindicar la imagen de la mujer:

«Sabes, esta película está muy vagamente basada en Black Christmas, diría que la trama es extremadamente diferente. Está más inspirada por la sensación que Black Christmas me hizo sentir al verla, esta idea de misoginia siempre presente y nunca totalmente erradicada. Ese fue el punto de partida de cómo se me ocurrió esta trama», explicó la directora.

Uno de estos directores es Sophia Takal, creadora del reboot de Black Christmas (2019) que pronto podremos ver en pantalla. La cineasta ha querido hablar para EW de lo que ella siente por el slasher y de cómo ha querido darle una connotación diferente a la película original de Black Christmas de 1974:

«Mi versión de Black Christmas es sobre un grupo de mujeres que son hermanas de hermandad en una universidad, que comienzan a desaparecer una por una. Las hermanas restantes tienen que descubrir por qué estas mujeres están desapareciendo y quién es responsable de ello. Y eventualmente, una vez que descubren quién es el malo, tienen que luchar por la supervivencia».

En su entrevista, la directora ha dicho que en esta versión de Black Christmas ha querido reivindicar la imagen de la mujer:

«Sabes, esta película está muy vagamente basada en Black Christmas, diría que la trama es extremadamente diferente. Está más inspirada por la sensación que Black Christmas me hizo sentir al verla, esta idea de misoginia siempre presente y nunca totalmente erradicada. Ese fue el punto de partida de cómo se me ocurrió esta trama», explicó la directora.

Takal ha contado que siente que ha habido muchas «películas sobre hermanas de hermandad donde las mujeres han sido retratadas como tontas» y lo que ella pretendía hacer con su versión, es cambiar esa perspectiva. También ha confesado que en la película de 1974, ella veía que los personajes femeninos eran «muy tridimensionales y fuertes» y lo que ella ha querido hacer era potenciarlo.

«Quería hacer algo que reflejara nuestro tiempo en este momento, aprovechando más de lo que el original evocó para mí, en lugar de rememorar grandes puntos de la trama. Para mí, se trata de cómo se siente ser mujer en 2019», explicó la cineasta.

Asimismo, Takal ha explicado que el hecho de que el género se esté abriendo a traer directoras para contar historias de terror es algo que a los fanáticos del horror debería alegrarles ya que esto hace que se abran nuevas puertas a contar historias diferentes:

«Creo que algunas de las mejores películas sobre hombres están dirigidas por mujeres, así como algunas de las mejores películas sobre mujeres están dirigidas por hombres (…) Este movimiento de traer directoras femeninas al redil no se trata solo de mujeres que cuentan historias de mujeres, sino también de historias sobre personas que son diferentes a ellas, tal como lo han hecho los hombres durante cientos de años», explica la cineasta que añade: « Esto es exactamente lo que estoy tratando de vender a los fanáticos del horror que están rechazando las mismas historias de siempre: Exploración, novedad y nuevas perspectivas».

No sabemos si Black Christmas será una buena película de terror o no, y si Takal habrá conseguido traer a esta versión todo lo que dice, pero sin duda nos ha hecho tener más ganas de verla.