#Sitges2020 Crítica a Kandisha: El remake de Candyman que no queríamos ver

18/10/2020 • ALICIA REBOLLO

Una de las proyecciones a las que le teníamos más ganas era Kandisha de los grandes Alexandre Bustillo y Julien Maury, que nos dejaron el peliculón de Al Interior, una de las obras cumbres del extremismo francés.

Después de semejante filme tan original y tan sumamente gore, esperábamos que Kandisha (fuese mejor o peor) estaría a ese nivel, y para nuestra desgracia, estábamos muy equivocados.

Kandisha critica sitges 2020

La leyenda marroquí cuenta que Kandisha es un demonio que acude a las mujeres torturadas que le llaman para vengarse de aquellos hombres que les han hecho daño. Amelie tras conocer la historia y ser asaltada por su ex, decide invocar a Kandisha sin saber la ola de muerte que provocará.

El mayor problema de esta película es que se parece demasiado a las cientos de películas de «invocaciones demoníacas que salen mal», especialmente a Candyman, y aunque entendemos que en esta clase de cintas es complicado salirse de la estructura y crear algo original, Bustillo y Maury ni lo han intentado, cuando ves Kandisha la sensación que tienes es de «esto lo he visto 1000 veces», y como lo has visto tantas veces no encuentras que diferencia hay entre ver Kandisha, Bloody Mary o cualquiera de estas películas que cuentan todo lo mismo.

Algo que nos ha sorprendido – para mal – es lo poco gore que es. Después de ver Al interior y conocer lo impactante que es, esperábamos que esta historia de demonios encontrase su forma de salirse de la norma a través de ser mucho más explícita, algo que no es así. Los cineastas pierden totalmente su sello en este filme y cuando lo ves no eres capaz de diferenciar si lo han hecho ellos o tu vecino Paco.

Aún así os diremos que es una película que podéis disfrutar y que si os gustan esa clase de historias aquí tenéis otra opción que no os aportará nada nuevo pero puede quitaros esa sed de ver demonios cargándose a unos chavales. Además aunque no llega al punto de Al Interior o a qué se le pueda llamar gore, las muertes son más explícitas que la de la mayoría de estas películas, son bastante originales y es lo que más te hace disfrutar del filme.

#Sitges2020 Crítica a Kandisha: El remake de Candyman que no queríamos ver

18/10/2020 • ALICIA REBOLLO

Una de las proyecciones a las que le teníamos más ganas era Kandisha de los grandes Alexandre Bustillo y Julien Maury, que nos dejaron el peliculón de Al Interior, una de las obras cumbres del extremismo francés.

Después de semejante filme tan original y tan sumamente gore, esperábamos que Kandisha (fuese mejor o peor) estaría a ese nivel, y para nuestra desgracia, estábamos muy equivocados.

Kandisha critica sitges 2020

La leyenda marroquí cuenta que Kandisha es un demonio que acude a las mujeres torturadas que le llaman para vengarse de aquellos hombres que les han hecho daño. Amelie tras conocer la historia y ser asaltada por su ex, decide invocar a Kandisha sin saber la ola de muerte que provocará.

El mayor problema de esta película es que se parece demasiado a las cientos de películas de «invocaciones demoníacas que salen mal», especialmente a Candyman, y aunque entendemos que en esta clase de cintas es complicado salirse de la estructura y crear algo original, Bustillo y Maury ni lo han intentado, cuando ves Kandisha la sensación que tienes es de «esto lo he visto 1000 veces», y como lo has visto tantas veces no encuentras que diferencia hay entre ver Kandisha, Bloody Mary o cualquiera de estas películas que cuentan todo lo mismo.

Algo que nos ha sorprendido – para mal – es lo poco gore que es. Después de ver Al interior y conocer lo impactante que es, esperábamos que esta historia de demonios encontrase su forma de salirse de la norma a través de ser mucho más explícita, algo que no es así. Los cineastas pierden totalmente su sello en este filme y cuando lo ves no eres capaz de diferenciar si lo han hecho ellos o tu vecino Paco.

Aún así os diremos que es una película que podéis disfrutar y que si os gustan esa clase de historias aquí tenéis otra opción que no os aportará nada nuevo pero puede quitaros esa sed de ver demonios cargándose a unos chavales. Además aunque no llega al punto de Al Interior o a qué se le pueda llamar gore, las muertes son más explícitas que la de la mayoría de estas películas, son bastante originales y es lo que más te hace disfrutar del filme.