#Sitges2020 Crítica a Cosmogonie: El mejor psycho killer de los últimos años

18/10/2020 • JOSE SÁNCHEZ

Psycho Killer

Qu’est-ce que c’est

Fa-fa-fa-fa-fa-.

Lo siento pero no he podido evitarlo. La ausencia de referencias –normal a estas alturas del festival– crea una sensación fresca y excitante al apagarse la luces de la sala. Cuando me senté en la butaca solo sabía que Vincent Paronnaud era el codirector de la genial adaptación de Persepolis. Esta falta de referencias hizo que me cogiera por sorpresa y me dejara con el culo pegado hasta el fin del metraje, que como supongo que habéis pillado va de psycho killers.

Cosmogonie empieza contándonos una fábula, un mito en donde podemos empezar a intuir lo que está por venir y asienta las bases del universo en donde se desarrolla el filme. Nos habla de los hombres, que son lobos para las mujeres, excepto cuando la mujer invoca el poder del lobo.

Cosmogonie crítica sitges 2020

Se nos presenta a Eve (Lucie Debay) que después de un mal día de trabajo y atosigada por los mensajes de su pareja decide ir a un club a tomar una copa. De esta manera la inocente y frágil presa es acosada por el terrible lobo en mitad del salvaje territorio del pub nocturno. Auxiliada afortunadamente por su salvador, un desconocido. Que resulta ser el verdadero lobo. Y dará comienzo una pesadilla para Eve, en mitad del bosque.

En esta variación retorcida del cuento de caperucita roja,  Paronnaud habla del instinto primario masculino de persecución y caza de su principal presa, las mujeres. A través del principal villano –uno de los psycho killers más carismáticos y perturbador visto en los últimos años y del que tendrían que aprender muchos cineastas-, interpretado por un sensacional Christian Bronchart, que recoge la auténtica esencia del psicópata: una cruel falta de empatía y la impredecibilidad de sus actos.

El filme de Paronnaud nada de maravilla entre el psycho killer, el survival y la revenge movie en un in crecendo frenético lleno de pequeños twist hacia un final que hará las delicias del aficionado al género.

#Sitges2020 Crítica a Cosmogonie: El mejor psycho killer de los últimos años

18/10/2020 • JOSE SÁNCHEZ

Psycho Killer

Qu’est-ce que c’est

Fa-fa-fa-fa-fa-.

Lo siento pero no he podido evitarlo. La ausencia de referencias –normal a estas alturas del festival– crea una sensación fresca y excitante al apagarse la luces de la sala. Cuando me senté en la butaca solo sabía que Vincent Paronnaud era el codirector de la genial adaptación de Persepolis. Esta falta de referencias hizo que me cogiera por sorpresa y me dejara con el culo pegado hasta el fin del metraje, que como supongo que habéis pillado va de psycho killers.

Cosmogonie empieza contándonos una fábula, un mito en donde podemos empezar a intuir lo que está por venir y asienta las bases del universo en donde se desarrolla el filme. Nos habla de los hombres, que son lobos para las mujeres, excepto cuando la mujer invoca el poder del lobo.

Cosmogonie crítica sitges 2020

Se nos presenta a Eve (Lucie Debay) que después de un mal día de trabajo y atosigada por los mensajes de su pareja decide ir a un club a tomar una copa. De esta manera la inocente y frágil presa es acosada por el terrible lobo en mitad del salvaje territorio del pub nocturno. Auxiliada afortunadamente por su salvador, un desconocido. Que resulta ser el verdadero lobo. Y dará comienzo una pesadilla para Eve, en mitad del bosque.

En esta variación retorcida del cuento de caperucita roja,  Paronnaud habla del instinto primario masculino de persecución y caza de su principal presa, las mujeres. A través del principal villano –uno de los psycho killers más carismáticos y perturbador visto en los últimos años y del que tendrían que aprender muchos cineastas-, interpretado por un sensacional Christian Bronchart, que recoge la auténtica esencia del psicópata: una cruel falta de empatía y la impredecibilidad de sus actos.

El filme de Paronnaud nada de maravilla entre el psycho killer, el survival y la revenge movie en un in crecendo frenético lleno de pequeños twist hacia un final que hará las delicias del aficionado al género.