#Sitges2020 Crítica a Host: El terror en tiempos de confinamiento

14/10/2020 • ALICIA REBOLLO

Aquellos fanáticos de los cortos de terror es posible que ya conozcan muy bien a Rob Savage, y es que al igual que el director del famoso Lights Out, David F. Sandberg, Savage es uno de esos cineastas conocidos por el gran público por cortometrajes de terror como Salt o el que nos trajo aquí.

Y es que, aunque Host es un mediometraje de 55 minutos, no estaríamos hablando de esta película si Savage no se hubiese aburrido de sobremanera esta cuarentena y hubiese decidido darle un par de sustos a sus amigos a través de una video-llamada de Zoom (y de paso crear un corto).

Sin duda esta es una de las propuestas del festival de Sitges más novedosa, y es que en un principio Host estaba planteada para verse en un ordenador en casa, nunca en una pantalla de cine como nosotros tuvimos la suerte de ver.

Host crítica sitges 2020

Puede parecer que este filme sigue la estela de Unfriend, Searching y estas nuevas películas que juegan con el avance de la tecnología y las redes sociales y en cierto modo es cierto, sigue ese canon, pero también sigue la estructura clásica de las películas paranormales y las haunting house, haciendo que experimentemos una sensación muy bonita, ya que la mezcla entre los nuevos medios como esta video-llamada entre amigos, junto con la estructura de las películas más clásicas de fantasmas nos hace sentir que estamos viviendo algo bastante novedoso.

Host al ser un mediometraje va directamente al grano, no se pierde en el desarrollo de los personajes o en una introducción muy densa, sin embargo, en contrapartida, la falta de minutos también hace que se carezca de una gran atmósfera o momentos de tensión angustioso, lo que hace que el mecanismo por el cual Savage creaba el terror es a través de los jump-scares, esto quizás no sea del agrado de todos, pero siendo sinceros en el momento en el que estamos en el cine de terror en el que parece que todo es elevated horror, nosotros agradecemos estas películas que vuelven a los recursos «típicos» del género.

Además, desde nuestro punto de vista es una fórmula acertada dado el contexto, ya que Host se podría decir que realmente es un creepy-pasta, y si recordamos el inicio de internet, las redes sociales y los vídeos virales, por aquella época se llevaban mucho los screamer, y ¿qué son los screamers, más que jump-scares en la era de Internet?

Por último, querría comentar lo que en nuestra opinión fue lo mejor de la película y es el toque cómico que tiene. Los gags y el humor de Host hacen que la película se eleve de sobremanera. Savage sabía perfectamente dónde incluirlos y cómo, y -sin hacer spoilers– solo os diremos que más que películas sobre epidemias o zombies, Host si que podría ser la película de terror que marcase lo que estamos viviendo con la pandemia de coronavirus.

Como todas las películas Host también tiene sus fallos, principalmente el que le precede a su subgénero que podría considerarse found footage, y es que hay momentos en los que sientes que está cogido con pinzas o muy forzado el que un personaje este grabando lo que pasa, pero desde nuestra opinión los aciertos de Host hacen perdonable sus pequeños fallos. Como siempre, si la habéis visto contadnos qué os parece en los comentarios, ¡os leemos!

#Sitges2020 Crítica a Host: El terror en tiempos de confinamiento

14/10/2020 • ALICIA REBOLLO

Aquellos fanáticos de los cortos de terror es posible que ya conozcan muy bien a Rob Savage, y es que al igual que el director del famoso Lights Out, David F. Sandberg, Savage es uno de esos cineastas conocidos por el gran público por cortometrajes de terror como Salt o el que nos trajo aquí.

Y es que, aunque Host es un mediometraje de 55 minutos, no estaríamos hablando de esta película si Savage no se hubiese aburrido de sobremanera esta cuarentena y hubiese decidido darle un par de sustos a sus amigos a través de una video-llamada de Zoom (y de paso crear un corto).

Sin duda esta es una de las propuestas del festival de Sitges más novedosa, y es que en un principio Host estaba planteada para verse en un ordenador en casa, nunca en una pantalla de cine como nosotros tuvimos la suerte de ver.

Host crítica sitges 2020

Puede parecer que este filme sigue la estela de Unfriend, Searching y estas nuevas películas que juegan con el avance de la tecnología y las redes sociales y en cierto modo es cierto, sigue ese canon, pero también sigue la estructura clásica de las películas paranormales y las haunting house, haciendo que experimentemos una sensación muy bonita, ya que la mezcla entre los nuevos medios como esta video-llamada entre amigos, junto con la estructura de las películas más clásicas de fantasmas nos hace sentir que estamos viviendo algo bastante novedoso.

Host al ser un mediometraje va directamente al grano, no se pierde en el desarrollo de los personajes o en una introducción muy densa, sin embargo, en contrapartida, la falta de minutos también hace que se carezca de una gran atmósfera o momentos de tensión angustioso, lo que hace que el mecanismo por el cual Savage creaba el terror es a través de los jump-scares, esto quizás no sea del agrado de todos, pero siendo sinceros en el momento en el que estamos en el cine de terror en el que parece que todo es elevated horror, nosotros agradecemos estas películas que vuelven a los recursos «típicos» del género.

Además, desde nuestro punto de vista es una fórmula acertada dado el contexto, ya que Host se podría decir que realmente es un creepy-pasta, y si recordamos el inicio de internet, las redes sociales y los vídeos virales, por aquella época se llevaban mucho los screamer, y ¿qué son los screamers, más que jump-scares en la era de Internet?

Por último, querría comentar lo que en nuestra opinión fue lo mejor de la película y es el toque cómico que tiene. Los gags y el humor de Host hacen que la película se eleve de sobremanera. Savage sabía perfectamente dónde incluirlos y cómo, y -sin hacer spoilers– solo os diremos que más que películas sobre epidemias o zombies, Host si que podría ser la película de terror que marcase lo que estamos viviendo con la pandemia de coronavirus.

Como todas las películas Host también tiene sus fallos, principalmente el que le precede a su subgénero que podría considerarse found footage, y es que hay momentos en los que sientes que está cogido con pinzas o muy forzado el que un personaje este grabando lo que pasa, pero desde nuestra opinión los aciertos de Host hacen perdonable sus pequeños fallos. Como siempre, si la habéis visto contadnos qué os parece en los comentarios, ¡os leemos!