#Sitges2020 Crítica a The Education of Fredrick Fitzell: La sorpresa del festival

18/10/2020 • MR. MISTERYMAN

The Education of Fredrick Fitzell es un filme que juega en varias categorías: Un drama existencial y de carácter nostálgico, un viaje en el que se entremezclan varios estados de realidad, un poco en la línea de filmes como The jacket o La escalera de Jacob y reminiscencias a Twin Peaks o Lo que esconde Silver Lake.

Fred O’Brien atraviesa una crisis existencial. Por un lado, su mujer quiere tener un hijo y el acaba de empezar un nuevo trabajo. Su madre está en el hospital y tiene grandes daños cerebrales que le hace imposible reconocer a su hijo.

Fred no ha logrado superar su etapa en el instituto y su relación con un grupo de amigos, especialmente con una chica llamada Cindy de la que nadie sabe nada desde que el curso finalizó.

Mejores películas Sitges 2020 The Education of Fredrick Fitzell crítica sitges 2020

Poco a poco comienza a desentrañar un misterio oculto sobre la desaparición de Cindy, una droga llamada Mercurio y una serie de alucinaciones inconexas que le persiguen. A medida que pasado, presente y futuro comienzan a cruzarse entre sí, Fred comienza a explorar todas las posibles vidas que podría tener. ¿Cuál escogerá?

La película es un thriller dramático retorcido y deliberadamente «alucinante» que tiene demasiadas cosas en marcha para su propio bien: alucinaciones de drogas, múltiples líneas de tiempo y tal vez incluso universos paralelos.

La película es todo eso y nada a la vez y aunque tiende bastante a la dispersión y su director, Christopher MacBride no siempre mantiene el tono de manera acertada, al menos proporciona una experiencia visual y cerebral interesante a la platea. Su final quizás sea algo apresurado, pero aún así acaba siendo conmovedor.

#Sitges2020 Crítica a The Education of Fredrick Fitzell: La sorpresa del festival

18/10/2020 • MR. MISTERYMAN

The Education of Fredrick Fitzell es un filme que juega en varias categorías: Un drama existencial y de carácter nostálgico, un viaje en el que se entremezclan varios estados de realidad, un poco en la línea de filmes como The jacket o La escalera de Jacob y reminiscencias a Twin Peaks o Lo que esconde Silver Lake.

Fred O’Brien atraviesa una crisis existencial. Por un lado, su mujer quiere tener un hijo y el acaba de empezar un nuevo trabajo. Su madre está en el hospital y tiene grandes daños cerebrales que le hace imposible reconocer a su hijo.

Fred no ha logrado superar su etapa en el instituto y su relación con un grupo de amigos, especialmente con una chica llamada Cindy de la que nadie sabe nada desde que el curso finalizó.

Mejores películas Sitges 2020 The Education of Fredrick Fitzell crítica sitges 2020

Poco a poco comienza a desentrañar un misterio oculto sobre la desaparición de Cindy, una droga llamada Mercurio y una serie de alucinaciones inconexas que le persiguen. A medida que pasado, presente y futuro comienzan a cruzarse entre sí, Fred comienza a explorar todas las posibles vidas que podría tener. ¿Cuál escogerá?

La película es un thriller dramático retorcido y deliberadamente «alucinante» que tiene demasiadas cosas en marcha para su propio bien: alucinaciones de drogas, múltiples líneas de tiempo y tal vez incluso universos paralelos.

La película es todo eso y nada a la vez y aunque tiende bastante a la dispersión y su director, Christopher MacBride no siempre mantiene el tono de manera acertada, al menos proporciona una experiencia visual y cerebral interesante a la platea. Su final quizás sea algo apresurado, pero aún así acaba siendo conmovedor.